LAS HUELLAS QUE TU DEJASTE

Nuria Niño -Huellas 2 redyfi 2
Las huellas del tiempo, las huellas del trabajo, las huellas del pasado. Mis propias huellas fotográficas.
Nuria Niño Huellas 3redyfi 2
Las huellas del tiempo, las huellas del trabajo, las huellas del pasado. Mis propias huellas fotográficas.

¿ Por qué huellas ?
¿ Que son las huellas ?
¿ Una huella es solo una señal, una marca, una herida ?
¿Por qué buscar huellas, por qué seguirlas ?
Miramos y miramos muchas veces sin ver. Si hacemos un ejercicio de atención, podríamos percibir allí donde no hay nada, donde todo está vacío, la huella:
la huella del silencio, la huella del ruido, la huella del suspiro, la huella del aroma.
La huella actúa sí como enlace con nuestros sueños, con nuestros anhelos, con nuestra experiencia; encontramos la huella que nos explica a nosotros mismos; de esta forma la huella no solo sirve para fijar la atención, también sirve para desarrollar la imaginación, para descubrir y descubrirnos.
Hemos visto huellas en tus manos y tu cara.
Hemos visto las huellas que limitan nuestras razas.
Hemos visto las huellas que como barreras se alzan.
Hemos visto las huellas de la tristeza o de la alegría: las lágrimas
Todos estamos impregnados de huellas, oscuras, claras, tristes, alegres, perezosas, diligentes…
Hay huellas que son símbolos
Huellas que nos delatan
Huellas interiores, huellas de fachada.
Hay huellas que hieren: la tierra, la roca, la piel; dejan surcos , dejan marcas.
Hay huellas que flotan, hay huellas que gritan, hay huellas que callan.
Una huella puede estar grabada, pintada; puede estar flotando, inmaterial, prendida al alma, puede estar cautiva, puede viajar sin ser percibida.
Percibir las huellas no es solamente un ejercicio de observación.
Vimos en el campo una gran quemadura circular de diámetro asombroso, perfectamente delineada, como si se hubiera hecho con un compás.
Esta huella nos inquieta, no tiene explicación o al menos, no la conocemos.
Huellas que inquietan, que turban la naturaleza que turban el espíritu, que calcinan matorrales, rastrojos y espigas que punzan mi espíritu.
Huellas que se explican o huellas que nos confunden, que nos turban, que nos perturban, que nos alteran, que nos aturden.
Huellas que golpean nuestra conciencia.
Las huellas como testigo mudo, como testigo inerte nos narran lo allí vivido.
La huella lo delata, la huella lo persigue.
Aprender las huellas, mostrarlas ese es el interés de esta partida, nuestra pretensión captarla con la cámara.
Interpretarla es tarea de ustedes.

Texto de Luis Bernuy en la exposición “Huellas” y mis propias huellas fotográficas.

Fotografías expuestas en Centro cívico Parquesol ( Valladolid ) en Junio de 2015.

Anuncios

2 comentarios sobre “LAS HUELLAS QUE TU DEJASTE

  1. Y las huellas por descubrir; esas que anhelas captar… Que fuego producen, que nos mantienen cautivos en el presente, encauzando nuestras acciones al futuro.
    Una persona muy querida por mi, decía: “Nos eres un bólido que cae, sino una brillante saeta que vuela hacia los cielos”. Se me vino a la memoria.
    Me encanta esta entrada, Nuria.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s